Resistir los golpes de la vida