Sentimientos contradictorios: ¿Cómo saber qué quieres?