Tener una mente abierta es saludable para vivir mejor