Tolerar la frustración, síntoma de una buena autoestima