Transforma el miedo a la muerte en ganas de vivir