Tres diferencias entre oir y escuchar